Lun-Vie: 9-14 y 16-19 hrs.
Casa Brasilia, Brasilia 2876-14, Colomos Providencia, Gdl, Jal.

BIO Marta Briseño

Marta Briseño
contacto@lunadeoriente.com
01 (33) 3640 3807

“Siempre me ha fascinado
el funcionamiento del cuerpo humano.
Por eso emprendí un viaje por diversas
áreas de conocimiento, para conocerlo
de una forma más completa.”

Biografía

Mi camino comenzó con la Licenciatura en Nutrición, en la Universidad del Valle de Atemajac, que terminé en 1995. La siguiente estación fue la Universidad de Harvard, donde obtuve un certificado en Salud Pública, con especialización en lactancia humana, en 1999.

Ahí nació mi libro “Qué Maravilloso es Tener Pechos”, dedicado a las niñas. Regresé a Guadalajara, donde me dediqué a la elaboración de jabones y productos de belleza naturales. En el West Coast Institute of Aromatherapy, en Vancouver, Canadá, dediqué más de mil horas al estudio de las funciones y efectos curativos de muchas esencias de plantas.

Esto dio origen a una exitosa empresa de productos de belleza, antes de retomar mis estudios en el área médica.

En la School of Healing Arts, en San Diego, obtuve el título de Certified Massage Therapist, tras 500 horas de estudio de técnicas de masaje terapéutico. Allí me certifiqué como Reiki Master e hice algunos estudios de Ayurveda.

Después de todo lo aprendido, decidí conocer a fondo la medicina oriental. Para estudiarla, encontré el mejor instituto que existe fuera de China: el Pacific College of Oriental Medicine, campus San Diego.

Después de cinco años de intensos estudios e internados en medicina oriental y occidental, recibí el título de Master of Science in Traditional Oriental Medicine.

Hice dos internados en la ciudad de Chengdu, en China, en el hospital Chengdu University of Traditional Chinese Medicine. Completé mis estudios de Doctorado en el Pacific College of Oriental Medicine.

La combinación del conocimiento médico oriental con el occidental me ha ayudado a entender al cuerpo humano de una forma integral. Ha sido fascinante descubrir la sabiduría documentada por miles de años y las fórmulas herbales, diseñadas hace tanto tiempo y utilizadas todavía hoy, casi sin cambios.

Todo este ancestral conocimiento me hace constatar que, en muchos aspectos, Occidente tiene mucho por aprender, con humildad, acerca de la sabiduría oriental.